domingo, 17 de agosto de 2008

5-LA ENTREVISTA

Hablemos de sensaciones: qué siente un escritor novel viendo su obra publicada.

Bien... hasta ver el libro físico se ha vivido con el entusiasmo de la primera vez. Al final lo terminas asimilando, ya que el trabajo y la paciencia que he tenido que invertir han sido arduos, y eso ha quedado incrustado en mi conciencia.

¿Le ha merecido la pena su esfuerzo?

Desde luego. Dicen que nada llena más que escribir un libro. Cuando estás inmerso en el proceso de creación sufres lo indecible... Esto es así porque, cito a Camilo José Cela, constantemente se te presentan cruces de caminos... y el elegido supeditará el resto de la historia. Además, nunca estás satisfecho, siempre hay una vuelta de tuerca que dar. Sin embargo, construir un mundo de la nada te hace sentir un dios creador, y es maravilloso, muy reconfortante.

¿Cómo definiría su estilo?

Mi estilo es dejarme llevar. Es cierto que LA MUJER GRANDE (la novela) tiene un estilo más colorista y delirante, de tramazón más compleja, y con cierta obsesión por la frase depurada. Los relatos cortos en cambio son más sencillos, con historias más cercanas. Pero suelo cambiar los registros: 1ª persona, 3ª persona, 1ª persona mezclada con 3ª, interlocución autor-personaje, autor-lector, personaje-lector. Cultivo el sentido del humor y procuro sorprender al lector, por ejemplo con resoluciones inesperadas de los cuentos.

¿Ha recibido alguna crítica?

Aún son escasas, ya que el libro apenas se ha dado a conocer. Pero parece haber cierta coincidencia en la peculiaridad de la novela: original, desmarcada de los cánones, y que suele requerir una segunda lectura... aunque también me han mencionado el vocabulario un tanto elitista, algo con lo que ya contaba.

Llama la atención lo colorista de la portada ¿Qué significan esos personajes?

Son 3 de los personajes del libro: la mujer grande, el cura y la rana. Quería una portada que entrara por los ojos, tipo dibujo, pero elegante. Un poco como la historia: sugestiva, de imaginación, pero no irreal, no abstracta. Aprovecho para felicitar al ilustrador, Javier Juanes, cuya paciencia para acometer mis directrices: 3 meses de bocetos van y vienen, es digna de mención.

Precisamente, no he podido obviar que el nombre que lleva la rana en su jersey es el mismo a quien dedica usted el libro en páginas interiores: A Mari Mar. La genuina Mujer Grande.

Así es. Se trata de un pequeño juego con la semántica de grande. El personaje de la rana, al contrario que la mujer grande y el cura, tiene una aparición simbólica en la historia. La persona a la que representa bien merece esta dedicatoria.

¿Puede desvelar de quién se trata?

Ella es la rana con gafas más bella del mundo... e hija de mis suegros.

Por último, qué consejo daría a aquéllos que aspiraran a iniciarse en la escritura.

Quim Monzó, maestro del relato breve, contestó a esa pregunta: revisión, revisión y revisión, por ese orden. Pero antes de revisar tiene que haber un borrador, y antes del borrador ideas. La imaginación es lo más importante. Buenas noticias: todos disponemos de ella. Eso sí, tiene que ir acompañada de disciplina. Picasso decía: que la inspiración te pille trabajando.

(pincha aquí para adquirir el libro)

martes, 12 de agosto de 2008

4-LA MUJER GRANDE

Subrayo la siguiente definición que Paco Umbral dio sobre los cuentos de Gabriel García Márquez: "Son como poesía en prosa", en alusión a la redondez de la frase y al color que impregna, despertando los sentidos.

La providencia quiso que un día cayera en mis manos un libro polvoriento titulado: CIEN AÑOS DE SOLEDAD. ¿Les suena? Para algunos se trata de la mejor novela del siglo XX. Para mí fue el primer libro (no de fútbol) que leí por voluntad propia. Me llamó la atención la cubierta: una anciana con pañolón negro sentada en una silla y sola. Era un ejemplar viejo perdido en una estantería de la casa de mis padres. Y luego ese título: CIEN AÑOS DE SOLEDAD. Me embrujó antes incluso de leerlo. Pero cuando lo leí... ya fue el acabóse. Bien decía Umbral que no sólo es lo que cuenta, sino el cómo. Un estilo fascinador cuya influencia (como la obra en general del gran escritor de Aracataca) ha sido capital en LA MUJER GRANDE, novela que defino como ya definiera alguien la obra cumbre de don Gabriel: realismo mágico: una historia exagerada, como lo es la misma mujer grande, aunque humana; un no se qué de cosas salidas de madre, pero que no son óbice para la gran moraleja: la Fe.

(pincha aquí para adquirir el libro)

jueves, 24 de julio de 2008

3-RELATOS CORTOS

Como se avanza en la contraportada, cabe diferenciar el estilo entre novela y relatos cortos. Estos últimos bien podrían desarrollarse en nuestro pueblo o ciudad, y con un patrón común: un banco de madera. A veces es lugar de los hechos o acaso ni tanto, pero otras en cambio toma un protagonismo relevante. La explicación: siempre me fascinaron los bancos (o, como yo los suelo llamar, banquitos) de madera, emparentándolos sólo con imágenes agradables: una pareja de enamorados, viejecitos migando palomas, paradigma de descanso y sosiego, árboles otoñales...

Lo más curioso es que donde yo vivía no habitaban banquitos de madera, como mucho de hormigón. O sería por eso. Sería por eso que cuando en la capital tropezaba por fin con un banquito de madera en la plaza Santa Ana quedaba rendidamente fascinado.

Y ahora aquí ha llegado el momento de que los bancos cuenten sus historias, 19 historias... Si gustan sentarse.

(pincha aquí para adquirir el libro)

martes, 1 de julio de 2008

2-EL ORIGEN

LA MUJER GRANDE fue parida con secuelas del esfuerzo generoso. La peculiaridad de su origen tornó una historia igualmente singular, que, de otra manera, no habría derivado en lo que ha sido.

Para entender lo que digo habría que remontarse al 20 de octubre de 2000: posiblemente el peor día de mi vida. El dependiente de la tienda de informática enunció por fin la mala nueva: no había forma humana de recuperar el documento del disco duro del ordenador de segunda mano. Frente al sudor de estremecimiento que me invadió estaba por contra el otro sudor de mucho más que gotas gordas que se requirió para escribir la infausta novela, tan minuciosa en su elaboración que cuando en su día me decidí a escribir la primera línea del borrador ya se habían completado entonces varias libretas de apuntes.

Cuando el disco duro se comió mi documento de word/novela (¿o era wordperfect?), ya había rebasado la interminable fase de los borradores, y encontrábame en la de las revisiones. Qué vaina: tan laboriosa la construcción del libro, tan paciente e inquebrantable mi porfía en sacarlo adelante, y no se me ocurrió hacer una simple copia de seguridad. Ante semejante vértigo de "Dios, que me quiero morir", resulta que Dios se presenta... y hablar por supuesto que le hablas, a ver, pero lo menos que en ese momento te apetece es escuchar, sino reprochar.

Del desastre del fatídico día de octubre se salvaron simples cachitos: algún borrador que conservé, algo que quedó grabado en el wordpad (¿?), retazos que recordaba literales. La que quiso ser una novela, ahora en el limbo, estuvo conformada por una serie de historias paralelas que no necesariamente guardaban trabazón entre ellas. Afortunadamente para mí, no sólo escuché (un poco más tarde), sino que no obvié la sola cosa que se me dijo: nunca pierdas la Fe. Una idea frankensteinoide me asistió: empalmar los cachitos. Pero... encajar cachitos tan dispares en una misma pangea resultaba forzadísimo. Esta nueva novela dentro de la novela era imposible. Aún así... Dios sabe que lo intenté. Pregúntenle. En fin... olvidado (pero no) quedó el manuscrito por largo tiempo en un cajón.

Lo que no sabía yo es que ya estaba escrito. Estaba escrito que sólo cuando encontrara la motivación de mi vida se encenderían todas las luces de la inspiración e imaginación que despejarían los caminos infructuosos, y qué fácil, qué fácil resultó reescribir LA MUJER GRANDE cuando pensé: tal vez, sólo tal vez, si le dedico el libro a LA GRAN MUJER, ella se fije en mí: MARI MAR.

(pincha aquí para adquirir el libro)

sábado, 28 de junio de 2008

1-SALUDOS

Hola a todos.

Este blog gira en torno al libro LA MUJER GRANDE, publicado en el mes de Junio de 2008 por la editorial NUEVOSESCRITORES, y con la idea de satisfacer aquellas curiosidades que se os presenten.

Os avanzaré en las siguientes entradas información, peculiaridades e intríngulis del libro que, como autor del mismo, me encantaría compartir con todos vosotros.

(pincha aquí para adquirir el libro)




portada y contraportada (pincha en la imagen)


primera página (pincha en la imagen)